viernes, 2 de diciembre de 2011

Permitid que me indigne

Hoy no me siento animado, diría que incluso me he levantado de mal humor. Podría ser porque el tiempo ha cambiado y se me ha olvidado el paraguas en casa. También el levantarme una hora y media antes de mi hora usual de comenzar el día puede ser un motivo razonable. No, eso son cosas que a lo largo de la mañana se van olvidando y no tienen mayor importancia. ¿Qué puede ser aquello que tanto me atormenta?

En todos los grupos de personas con algo en común, ya sea el oficio o una afición, siempre hay una serie de conversaciones estándar diferentes a las universales y superflúas referentes a la climatología y el tráfico. Como no podría ser de otra manera, el ajedrez no es una excepción. Sin profundizar mucho en este apasionante campo del conocimiento humano, podría destacar las referentes a tu próximo rival, a la partida que tenías ganada, o a tu asistencia a cierto torneo próximo. De hecho, me encantan muchas de las expresiones derivadas de estas interesantes conversaciones: "pero no hay que confiarse", "vengo a echar un rato" y sobre todo una muy común en Granada, "es que no hay torneos de partidas lentas".

Ciertamente en nuestra provincia sólo contamos con dos torneos de lentas al año: el Campeonato Absoluto y el Campeonato por Equipos, siendo obligatorio en ambos el estar federado. Es decir, que no podemos disfrutar de ningún torneo abierto con ritmo superior a la hora por jugador.

Por ello un compañero de mi Club propuso en la reunión anual de socios la realización de un torneo de lentas, que luego yo retoqué y pasó a tener carácter abierto. Al ser la primera vez que organizábamos algo así, no nos planteamos nada grande, no valdría para FIDE ni tendríamos patrocinadores, simplemente para "venir a echar un rato". Total, ¿no dice todo el mundo lo deseoso que está de un torneo de lentas?

Pues bien, a día de hoy, es decir un día antes de que comience el torneo, hay 16 inscritos (habiendo un total de 12 premios). No voy a empezar a despotricar ni maldecir ni nada por el estilo. Sólo quiero dejar claro que al próximo que me diga que "no hay torneos de partidas lentas" no le dirijo la palabra hasta que Guillermo Barranco publique su famoso blog fantasma. He dicho.

3 comentarios:

Antonio dijo...

Tienes toda la razon para indignarte, y es verdad que todos hemos dicho que en Granada hay pocos torneos de partidas largas y ahora que haceis uno,...Por nuestra parte, estuvimos mirando los días de las partidas y nos coinciden 3 de ellas con los ensayos de la Joven Orquesta Ciudad de Granada, ya que pronto tendran un concierto para antes de Navidad. Otras personas les coinciden con el torneo de Benidor,..., cada uno tiene sus cosas, pero tu no tienes ninguna culpa.Por nuestra parte esperamos que Alex y Ruben puedan estar el año que viene....Un saludo y no te agobies tanto.

Korki dijo...

Si pones que se regala un jamón a los participantes seguro que suben las inscripciones :)...

Melguizo dijo...

Antonio, ¡muchas gracias por comentar!. Efectivamente me contaste lo que acabas de escribir, y por supuesto que no iba referido a situaciones como la vuestra. En este caso, lo primero es lo primero y torneos de ajedrez hay y habrá muchos (o al menos unos cuantos).

Lo que me fastidian son ciertas excusas típicas del que mucho le gusta criticar pero poco moverse.

Un saludo!!